¡Maldición! ¡Me voy un momento a por el pan al quiosco de la plaza y para cuando me doy cuenta estoy rodeado de ¡zombies!. Menos mal que nunca salgo de casa sin: mi preciosa recortada, 3 balas, 3 contadores de vida y las llaves del helicóptero… Pero el problema va a ser ¿Dónde cojones he aparcado el helicóptero?.

pic132734_md.jpg

Zombies!!!. Prepárate para disfrutar de una orgía de destrucción de zombies (chombis si prefieres, que queda mas castizo) y una maratón por calles infestadas de devoradores de cerebros, hasta alcanzar el helicóptero que pondrá tu culo a salvo (si es que no se lo ha comido ya algún zombie).

En este juego, el objetivo es escapar de una laberíntica ciudad plagada de no-muertos en el único helicóptero que queda. Para ello, los jugadores tienen el control directo del: diseño urbanístico, la fauna zombie, la distribución de munición y vida, y de su propio personaje. Además hay que añadir divertidas y estrambóticas cartas con diversas funciones.

pic44061_md.jpg

En el juego todo está permitido para alcanzar el vehículo de escape, desde robar munición a tu compañero hasta lanzarles hordas de zombies para que se den un festín con su cuerpo. En resumen: Putea y que no te puteen.

La mecánica de juego es simple. El jugador en su turno realizará las siguientes acciones: colocar una sección del mapa (ello implica colocar los zombies y contadores que marque la sección), robar cartas hasta que tenga 3 en su mano, mover a su personaje, combatir con zombies si se da el caso, mover a los no muertos y por último descartarse de alguna de sus cartas si lo ve conveniente. En cualquier momento del turno el jugador podrá poner en juego (valga la redundancia) una de sus cartas.

pic58058_md.jpg

El sistema de movimiento y combate se basa en el empleo de un dado de 6 caras (1D6). En comabate sacar de 4 a 6 significa hacer trizas al zombie. En caso de que saques 3 o menos el zombie se alimentará de ti, perdiendo un contador de vida. En esta última situación en la que sacas 3 o menos tienes la posibilidad de usar un contador de bala, que sumará +1 a tu tirada, pudiendo evitar perder un contador de vida. En cuanto al movimiento, lo sacado en la tirada indicará las casillas a moverte (nunca en diagonal).

Hemos comentado las normas de manera muy resumida. Por supuesto antes de jugar, leer el manual para evitar luego cualquier tipo de malentendido.

pic84922_md.jpg

La sencillez a la hora de jugar, junto al hecho de joder en lo posible a tus rivales y poder sentirte todo una Jill Valentine en Racoon City, es lo que hace tan adictiva y divertida una partida.

El equipo de Frinkerias os anima a que probéis Zombies!!!. No es muy caro (23,95€), lo podéis adquirir en tiendas especializadas o por internet. La caja incluye, en un espacio reducidísimo, todo el material para una partida de 2 a 6 jugadores: instrucciones y cartas en castellano, 6 figuritas de personaje y ¡decenas de zombies de ambos sexos! (Para que se note que hasta el Proyecto Umbrella acataba la Ley Orgánica de Igualdad entre Mujeres y Hombres*). El juego ya va por su segunda edición.

Tras varias partidas (que suelen durar dos horas) podemos decir que merece bastante la pena comprarlo (en breve nos vamos a hacer con la primera de las 7 expansiones que existen).

pic150875_md.jpg

Celebra este Halloween destrozando zombies con tus amigos.

*Aunque hemos jugado muchas partidas, siempre nos pasa lo mismo, ¿por qué siendo el nº de figuritas mujer-zombie igual al de hombres-zombie, las primeras parece que estan en todas partes?

Mas información en: BoardGameGeek, Web oficial.